El consumidor es enemigo del ciudadano

Escrito por investigacionliquida 20-10-2011 en General. Comentarios (0)

En todo el planeta abundan las señales de que la gente le está dando la espalda a la política. Señales de una creciente apatía y desinterés por la marcha del proceso político.

Pero la política democrática no puede sobrevivir mucho tiempo si perdura la pasividad que resulta del desconocimiento y la indiferencia de los ciudadanos ante las cuestiones políticas.

Las libertades de los ciudadanos no son propiedades adquiridas para siempre; no se trata de pertenencias que se encuentran seguras en cuanto se guardan en cajas fuertes privadas. Están plantadas y arraigadas en el suelo sociopolítico y éste ha de ser fertilizado a diario. Si no recibe los cuidados debidos día tras día (en forma de acciones informadas de un público entendido y comprometido), ese suelo acabará secándose y desintegrándose.

Ni las habilidades técnicas son las únicas que necesitan una renovación continua, ni sólo la educación centrada en el trabajo debe ser permanente. Ambas cosas (renovación y permanencia) son también necesarias (y con mayor urgencia) en la educación ciudadana.

Para las autoridades, la dominación a través de una ignorancia y una incertidumbre deliberadamente cultivadas resulta más fiable y barata que un gobierno fundamentado sobre un debate exhaustivo de los hechos y un esfuerzo prolongado de acuerdo sobre la verdad y sobre las formas menos arriesgadas de proceder.

De Zygmunt Bauman, Vida Líquida (Paidós: Barcelona, 2006)